16 enero, 2008

Fragmento de "Vida y destino". Sobre la amistad.


¡La amistad! Existen tantos tipos.

(...)

¿Pueden establecer lazos de amistad dos caracteres completamente diferentes? ¡Por supuesto!

La amistad es a veces es una relaicón desinteresada.

La amistad a veces es egoísta, otras está marcada por el espíritu de sacrificio; pero lo extraño es que el egoísmo de la amistad puede aportar un beneficio desinteresado a aquel del que se es amigo, mientras que el sacrificio de la amistad es esencialmente egoísta.

La amistad es un espejo en el que el hombre se contempla a sí mismo. A veces, mientras conversas con un amigo, te reconoces a tí mismo: es contigo con quien te relacionas.

La amistad es igualdad y afinidad. Pero al mismo tiempo es desigualdad y diferencia.

Existe una amistad práctica, eficaz cuando hay un trabajo colectivo, en la lucha común por la vida, por un trozo de pan.

También está la amistad por un ideal elevado, la amistad filosófica entre interlocutores contemplativos, entre personas que trabajan en campos diferentes, cada uno por su cuenta, pero que juzgan la vida con los mismos criterios.

Es posibre que una amistad elevada aúne la amistad activa -la del esfuerzo y la lucha- y la amistad de los interlocutores contemplativos.

Los amigos siempre se necesitan el uno al otro, pero no siempre piden lo mismo a la amistad. Los amigos no siempre quieren la misma cosa de la amistad. Uno ofrece al otro la experiencia, el otro se enriquece con esa experiencia. Uno, al ayudar al joven amigo, debil e inexperto, toma conciencia de su propia fuerza y madurez, en tanto el otro reconoce en el amigo el propio ideal de fuerza , madurez, experiencia. Así, en la amistad uno da, mientras que el otro se alegra por los regalos.

Ocurre que un amigo es una instancia tácita que ayuda al hombre a entrar en relación consigo mismo, a encontrar la felicidad en sí mismo, en sus propios pensamientos que se vuelven inteligibles, tangibles gracias a que encuentran un eco en el alma del amigo.

La amistad de la razón, la amistad contemplativa, a menudo exige de los amigos la unidad de pensamiento, pero esta afinidad no es obligatoriamente total. A veces la amistad se expresa en la disputa, en las divergencias.

Cuando los amigos son idénticos en todos los aspectos, cuando se reflejan el uno en el otro, la disputa con el amigo será una disputa con uno mismo.

Amigo es aquel que justifica tus debilidades, tus defectos e incluso tus vicios; es aquel que confirma tu equidad, tu talante, tus méritos.

Amigo es aquel que, amando, desenmascara tus debilidades, tus defectos, tus vicios.

La amistad es, pues, aquello que, fundado sobre lo semejante, se manifiesta en las diferencias, las contradicciones, las desemejanzas. En la amistad el hombre aspira a recibir de forma egoísta aquello que él no posee. En la amistad el hombre aspira a dar aquello que no posee.

El deseo de amistad es inherente a la naturaleza humana (...).

La verdadera amistad no depende de que el amigo se siente en un trono o que, derrocado de dicho trono, vaya a parar a prisión. La verdadera amistad se corresponde con las cualidades del alma y es indiferente a la gloria, a la fuerza exterior.

Múltiples son las formas d la amistad y múltiple es su contenido, pero hay un fundamento sólido en ella: la fe en el carácter inquebrantable del amigo, en su fidelidad. Por ello es particularmente bella la amistad allí donde el hombre celebra el sabbat. Allí donde el amigo y la amistad son sacrificados en nombre de los más altos intereses, el hombre, declarado enemigo del ideal supremo, pierde a todos sus amigos, pero conserva su fe en su único amigo.


Vasili Grossman. Vida y destino. Galaxia Gutenberg. Barcelona. 2007. (Pág. 454-456).



2 comentarios:

Wilwarin dijo...

Preciosa entrada a la par que instructiva.
Para mí la amistad también es complemento, tu ves en tu amigo cosas que no tienes y cosas de las que el otro carece y tu puedes aportarle. No recuerdo de quién es la frase pero aquello de "los extremos también se tocan".

Hay una gran verdad en las palabras de Grossman. La amistad se basa en el cariño y la confianza, en saber que el otro en mayor o menor medida quiere lo mismo para ti, en la reciprocidad.

Gracias por la entrada (me tendrás que dejar el libro ;P) por la conversación del otro día y sobre todo por preocuparte por mi.

nievitas dijo...

Una buena entrada si señor.
La amistad es muy importante para mi, junto con la familia.