12 abril, 2008

Más sobre el escándalo de GRAN SCALA.



Vuelvo a ojear la edición digital de "El Periódico de Aragón" de hoy (12 de abril de 2008) y siguen revelándose detalles sobre los oscuros promotores de Gran Scala. Me pregunto, ¿en manos de quién estamos? ¿El Gobierno de Aragón se informó convenientemente sobre el tipo de personajes que forman el pool inversor de ILD antes de apoyar esta locura que se nos viene encima?¿Qué clase de dirigentes políticos ofrecen nuestra tierra sin asegurarse de que los beneficiarios sean gente que respetan la ley? ¿Se puede vender este proyecto desde las instituciones aragonesas como el maná del cielo, cuando existen serias dudas sobre el quehacer pasado de ciertos personajes que están detrás de ILD? No podemos permitir que se nos engañe, que se nos tome por tontos, y que se venda a precio de saldo nuestra querida tierra para que unos cuantos corsarios (pues tienen la bendición de nuestros gobernantes) vestidos de ejecutivo, nos expolien y aun encima tengamos que dar las gracias. Atentos a lo siguiente que publica hoy "El Periódico de Aragón":





Los directivos de ILD deben más de 350.000 euros a Hacienda.
En 2005, mientras las dudas se acumulaban, empezó a tomar forma el complejo de Monegros.¿Quién es el escondido propietario de Darlen, la extraña sociedad chipriota integrada en ILD?.



12/04/2008 JOSE LUIS TRASOBARES


Goldenpot Manegement Services, la sociedad para montar un casino virtual constituida en el 2003 por algunos de los actuales directivos de International Leisure Development (ILD, promotora de Gran Scala), no sólo está declarada insolvente, sino que acumula requerimientos, expedientes y sentencias que suponen hasta ahora 356.868 euros impagados (en su mayor parte a entidades públicas). Pero el dinero que pudo mover dicha empresa se ha evaporado. En 2005, mientras las deudas se acumulaban y los inversores lo perdían todo, los responsables en la sombra de Goldenpot intentaban mantener su negocio en Bolivia y planeaban otras iniciativas cortadas por el mismo modus operandi: el proyecto Gran Scala estaba empezando a tomar forma.
La idea de construir un gigantesco complejo de parques temáticos y casinos emergió a partir de una serie de circunstancias coincidentes: Paul Stephan Allegrini y Christian Colus (cerebros de Goldenpot y actualmente de ILD) se habían retirado a Francia huyendo de la quema. Este último encontró luego acomodo en la filial francesa del holding australiano Aristocrat. Dos conocidos suyos, los ejecutivos del sector del juego, Jaume Riera y Josep Carreras ingresaron en la sucursal española. Y Aristocrat necesitaba campo operativo. Se activó entonces una primera conexión en la que todos los citados, junto a otros hombres de negocios y contactos a uno y otro lado de los Pirineos, fueron redondeando un plan mucho más ambicioso que cualquiera de los que hubiesen emprendido antes: superar a Las Vegas en la vieja Europa.

SOCIEDADES SUPEROPACAS.


Quien entre hoy mismo en la página web de International Leisure Development comprobará que en su portada aparecen los logos de todos los miembros del pool (aunque no está claro el nivel de vinculación de todos ellos, ya que los portavoces de ILD hablan últimamente de una ampliación de capital que no consta formalmente ni en el Gobierno de Aragón ni en lugar alguno). Pero lo más interesante es que a través de dichos logos se puede acceder a información sobre las respectivas empresas o despachos profesionales. Sólo en dos casos la visita es imposible y la información, nula. Se trata de BM Parts, la sociedad luxemburguesa que representa Allegrini y con la que ya estuvo en Goldenpot, y Darlen LTD, otra instrumental, en este caso chipriota, rodeada del más absoluto anonimato.
¿Quién está detrás de Darlen? Según la información más accesible y aquella que obra en poder del Gobierno aragonés, la propietaria de Darlen es Megalao Co. Ltd, otra firma chipriota. Ambas comparten sede en Nicosia. Todo lo demás está oscuro. Apagón total.
Pero hay poderosos indicios que relacionan a Darlen con un personaje poderoso, un mito en el mundo de los negocios al filo de la ley. Se trata de André Guelfi, famosísimo en Francia y otros países de Europa, mentor y maestro de Allegrini.

EL HOMBRE EN LA SOMBRA.


Guelfi es conocido en todo el mundo como Dedé La Sardine por sus negocios pesqueros en las costas de Marruecos y Mauritania. Nacido en Marruecos de familia corsa, durante los últimos decenios su sombra se ha proyectado sobre un sinnúmero de escándalos desde el que tuvo como epicentro a la petrolera francesa ELF Aquitania hasta la compraventa de Ertoil, pasando por la financiación ilegal de la CDU alemana. Octogenario pero aún en activo, su buena estrella y su impunidad se truncaron cuando el escándalo ELF provocó el procesamiento de diversas personalidades francesas por la juez Eva Joly. Fue encarcelado y sentenciado en primera instancia a cuatro años de prisión y al pago de cuatro millones de euros. La Corte de Apelación redujo la condena a tres años de cárcel y 1,8 millones de euros. Pero Guelfi eludió tal pena. Discretamente se refugió por un tiempo... en Chipre.
No solo las coincidencias geográficas indican que André Guelfi puede tener que ver con la enigmática Darlen. Esta sociedad envió el 27 de julio del pasado año una información preliminar al propio Gobierno de Aragón en la cual describía su know how en unos términos que coinciden punto por punto con la trayectoria de Guelfi: actividades inmobiliarias en París o Moscú, la gestión del complejo Le Coq Sportif, actividades de lobbing en relación con grandes eventos deportivos, intermediaciones en negocios de petróleo y construcción de aviones. Incluso figura la coordinación previa a la construcción de "una refinería en Uzbekistán"; o sea, la que provocó un impresionante baile de comisiones y acabó con Guelfi en el banquillo de los acusados.
Y un detalle más: ¿Por qué la delegación oficial aragonesa que negociaba el proyecto Gran Scala, integrada por el senador José María Mur, el consejero Arturo Aliaga y el director general de Comercio Juan Carlos Trillo, fue llevada ex-profeso por Allegrini al hotel Saint James de París, en junio del 2007, para ser presentada a André Guelfi, quien acababa de volver a Francia tras la victoria de Sarkozy (luego su pena sería condonada en razón de su avanzada edad)?
Allegrini se refería entonces a Guelfi llamándole "mon pérè", pero ahora desmiente que Dedé La Sardine tenga nada que ver con ILD. Eso sí, se deshace en elogios hacia el gran patriarca: "Sería estupendo que un hombre tan rico y bien relacionado...


ILD necesita tres millones para pagar las señales de los terrenos.

Los suelos que requiere Gran Scala costarían un mínimo de 18,2 millones.La transformación en regadío de La Almolda dificulta la operación.


12/04/2008 E. B. D.


International Leisure Development (ILD) necesita algo más de 18 millones de euros para comprar los terrenos que ocuparía Gran Scala, y cerca de tres de ellos deben estar disponibles para pagar las señales de las transacciones en el momento de la firma de los acuerdos con los propietarios. Ese dinero debería ser aportado, ya fuera en metálico o en avales bancarios, por la sociedad que el jueves iban a constituir pero no constituyeron los socios de ILD. Ni ha sido aportado ni la empresa fue creada.
"Cuando constituyan la empresa, compren el suelo y desembolsen el dinero se podrá empezar a hablar del proyecto", explicaron ayer fuentes de la DGA. El jueves por la tarde se produjeron fuertes tensiones en la reunión que mantuvieron representantes del Gobierno de Aragón y de ILD, que unas horas antes habían llegado a citar en una notaría de Zaragoza a varios vecinos de La Almolda para acordar las primeras compras de parcelas, que no llegaron a materializarse.
La empresa promotora de Gran Scala está dispuesta a pagar hasta 9.000 euros por hectárea y el complejo requiere 2.025, lo que supone un desembolso --redondeado-- de 18.225.000 euros que puede variar en función de quien asuma el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales --1,27 millones--. Fuentes inmobiliarias indicaron que las señales de una compra de este tipo --no establecidas por ley-- se situarían en torno al 15% del precio de la parcela, lo que supone 2,73 millones.
Entre la formalización del acuerdo y la materialización de las compras pueden pasar varias semanas. Entre uno y otro momento, los contratantes pueden cambiar de opinión: si el comprador no compra, pierde la señal; si el vendedor no vende --por ejemplo, por pensar que su propiedad vale más de lo que le ofrecen--, debe pagar al adquiriente el doble de lo recibido como señal.
En La Almolda, la compra de los terrenos donde ILD considera viable instalar Gran Scala incluye una variante: 1.700 hectáreas del término tienen una ubicación virtual. Y varios cientos de ellas se encuentran en la zona seleccionada para acoger el complejo.

CONCENTRACIÓN PARCELARIA.


Todo el término municipal de La Almolda se encuentra en proceso de concentración parcelaria desde hace 22 años. En un sector del pueblo de 1.700 hectáreas se han superado ya las fases de aceptación de la concentración y de aportación de los terrenos, y cuenta con plan coordinado y dotación económica. Sin embargo, los lotes no han sido asignados. Es decir, que la compra de una finca en esa zona no supone la adquisición de la propiedad de ese espacio de suelo, sino la transacción de una expectativa de derecho sobre el lote que finalmente le iba a ser asignado al comprador. Y la ubicación del lote definitivo no tiene por qué coincidir geográficamente --aunque habitualmente suele acercarse-- con el de la parcela que poseía el agricultor antes de que se pusiera en marcha el proceso de concentración parcelaria.
Tanto en el Ayuntamiento de La Almolda como en el Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón existe "inquietud" por el proceso de permuta de fincas.


Arturo Aliaga desconoce el pasado de la cúpula de ILD.
Biel propone "obviar" todo lo que haga "más difícil" el proyecto.


12/04/2008 E. B. D.


El consejero de Industria de la DGA, Arturo Aliaga, se parapetó ayer tras "el interés general de Aragón", "la aguja que guía la brújula", para defender su gestión en el proyecto Gran Scala, aunque aseguró desconocer la trayectoria empresarial de sus directivos y socios.
"No lo sé", dijo sobre quién está detrás de Darlen, uno de los principales socios de International Leisure Development (ILD), con sede en Nicosia. "Creo que sí", dijo sobre si Aristocrat Gaming, el buque insignia del pool forma parte del mismo. Aseguró que no había oido hablar de Goldenpot, la fracasada sociedad de apuestas por internet vinculada a directivos de ILD, y que no la han investigado. Eludió comentar de qué nivel de financiación dispone el pool. Y argumentó que no podía hacer público su accionariado por tener esa firma y la DGA un acuerdo de confidencialidad, cuando lo que se le pedía eran unos datos registrales. "Tenemos la información que tiene el Gobierno de Aragón", resumió.
Aliaga, que compareció en una rueda de prensa tras firmar los convenios para la instalación de dos empresas en la Ciudad del Motor de Alcañiz, mostró, no obstante, su confianza en que ILD "aclare las dudas" surgidas al conocerse la vinculación de dos de sus cabezas visibles --el director Paul Stephan Allegrini y el delegado de ventas de Aristocrat Christian Colus-- con Goldenpot.
El vicepresidente José Ángel Biel, también del PAR, expuso ayer su opinión sobre el proyecto y sus promotores. "Lo que necesita fundamentalmente es la mayor tranquilidad", por lo que indicó su intención de "dar desde el Gobierno la mayor tranquilidad". "Todo lo que haga más difícil el desarrollo del proyecto lo tendremos que obviar", dijo al ser preguntado por las revelaciones de El PERIÓDICO. No quería hablar mucho del tema. Señaló que hay que diferenciar entre información y opinión y que no tenía nada más que decir. "Y punto", zanjó, irritado, cuando un periodista le repreguntó.
El consejero de Economía, Alberto Larraz, prefiere esperar a que ILD tenga suelo. "No es bueno hablar de los proyectos antes de que se hayan presentado", concluyó.


La oposición exige al Gobierno que reaccione y dé explicaciones.
El PP critica la falta de transparencia y CHA reclama a Iglesias que comparezca.IU demanda que la DGA cese de inmediato su relación con los promotores.



12/04/2008 R. LOZANO


La oposición en las Cortes de Aragón reclamó ayer al Gobierno autónomo que reaccione y que dé explicaciones sobre la solvencia de algunos de los socios promotores del proyecto Gran Scala. El PP quiere que se despeje cualquier duda; CHA calificó de "muy grave" la situación y planteó que podrían pedirse responsabilidades, e IU fue el más rotundo: reclamó el cese inmediato de la relación de la DGA con ILD, impulsora de la actuación. PSOE y PAR respaldaron la gestión del Ejecutivo.
Hasta la fecha, solo IU se ha opuesto a Gran Scala. El resto ha respaldado la iniciativa, en mayor o menor medida. Pero la oposición fue ayer unánime en su crítica.
El portavoz del PP, Antonio Suárez, manifestó que el Ejecutivo autónomo "debería aclarar cuanto antes y motu proprio las serias dudas que ha desvelado EL PERIÓDICO DE ARAGÓN sobre la solvencia empresarial de algunos de los socios de ILD y, especialmente, sobre las consecuencias que esta circunstancia puede originar en el proyecto". El dirigente conservador añadió que no se puede "cerrar las puertas a un proyecto de esta envergadura", pero resaltó que su partido ha mantenido "una serie de cautelas, sobre todo tras conocer el protocolo entre la DGA y los promotores de Gran Scala, que establece "un buen número de compromisos" para el Gobierno aragonés "y ninguno concreto" para ILD. Suárez concluyó que el PSOE-PAR gestiona este asunto "con falta de transparencia".
José Luis Soro, vicesecretario general de Acción Política de CHA, reclamó explicaciones al consejero de Industria, Arturo Aliaga, y calificó de "muy graves" los hechos revelados por este diario, "tanto si el Gobierno los conocía, porque se habría puesto al servicio de señores poco recomendables, como si no, porque se vería la debilidad del proyecto y porque no se sabría a quién se mete en casa". A su juicio, este hecho "debería tener las consecuencias políticas correspondientes" y haría "exigibles responsabilidades de trascendencia, porque según ha dicho el vicepresidente del Gobierno, es el proyecto más importante desde Fernando El Católico. Las responsabilidades deberían tener la misma importancia". CHA exigirá la comparecencia del presidente Iglesias en las Cortes.
El coordinador de IU-Aragón, Adolfo Barrena, fue directo: la DGA debe cesar "inmediatamente" su relación con ILD. Barrena consideró: "O bien la DGA no sabe con quién hace negocio o está llevando a cabo una política de oscurantismo que va contra los intereses de la ciudadanía aragonesa". En su opinión, se ha puesto de manifiestó "la muerte clínica" de esta actuación, por lo que el Ejecutivo debe dejar de "empeñarse en montar este chiringuito". Además, Barrena manifestó que el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, está dando "un bochornoso espectáculo", por lo que le exigió responsabilidades.
Jesús Miguel Franco (PSOE) aseguró que el Ejecutivo ha apostado por un proyecto de interés, "con prudencia" y sin "arriesgar nada" ni invertir dinero alguno. "Lo que hace el Gobierno es velar por que el proyecto se haga con garantías y no avanzará si no se dan las condiciones", indicó. Javier Allué (PAR) fue conciso: "Confío en el Gobierno y en las gestiones que realice; en los pasos que da y en cómo los da para que esto sea una realidad. Apoyo la gestión y al departamento de Industria".
Por eso, todos a la cadena humana del día 26 en el edificio Pignatelli de Zaragoza.
STOP GRAN SCALA
Por un futuro digno y buscado entre todos para Aragón.

2 comentarios:

Wilwarin dijo...

Espero que la próxima vez que les pregunten se hayan informado, me parece increíble que ante una operación de estas características y con la posible repercusión que tendría en nuestras tierras se dejen esos detalles tan a la ligera.
Me da que como se lleve a cabo Gran Scala acabaremos diciendo como en los Simpson "Ofrecisteis la reluciente Las Vegas y la habéis convertido en la decadente Atlantic City"

Armand Guerra. dijo...

La cuestión a debatir no solo es si estos tipos tan oscuros son gente de fiar. Hay que debatir si lo que ofrecen es un modo de vida digno. Y yo afirmo que no. Aunque fueran los tipos más intachable, lo que planean construir en nuestra tierra los define. Y el acriticismo con el que ha sido recibada su propuesta nos define a los aragoneses también, pues aceptar como modo de vida el negocio de juego (que es el negocio del engaño), con todo lo que trae detrás (prostitución, crímen organizado, subempleo y destrucción del paisaje), deja bien a las claras que la reflexión y el sentimiento de comunidad (no en sentido de autonomía que es institusional, sino como sociedad humana) no está asumido de un modo profundo. Las aspiraciones a unas mejores condiciones de vida por parte de los vecinos de la zona son perfectamente asumibles humanamente. Pero deben ser reflexionadas en común, sin que nos dejemos llevar por el ansia de enriquecimiento repentino, que es característico de unos valores basados en el individualismo más exacerbado y egoísta. Por eso, no quiero que Aragón sea ni Las Vegas, ni Atlantic City, ni por supuesto, Gran Scala. Aragón y los Monegros ya son algo, y muy importante, pues es nuestra tierra, y debemos de cuidarla y pensarla del modo más hermoso y compartido posible.