24 febrero, 2008

Donación de Wilebaldo Solano al Arxiu Nacional de Catalunya.



Wilebaldo Solano


Desde hace bastante tiempo tenía el proyecto de confiar a un centro social serio y responsable el archivo documental que María Teresa y yo hemos acumulado en los largos años de nuestra larga vida de militantes. Estuvimos a punto de asociarnos a un proyecto que nos pareció interesante poco después de la caída del franquismo y que no llegó a cristalizar en nuestra Barcelona. Así las cosas, nos contentamos con abrir nuestra casa de Paris a los historiadores y a los militantes interesados por los problemas del movimiento obrero y del socialismo. Por nuestro domicilio pasaron muchas personas, desde los emisarios del famoso Instituto de Historia social de Amsterdam hasta innumerables representantes de numerosas Fundaciones de Europa y América. Atendimos siempre a todos. Y en este momento recuerdo con emoción las primeras visitas del historiador Pierre Broué y la presencia de María Manonellas buscando notas para un proyecto de biografía de su marido, Josep Rovira, jefe de la 29 División en el frente de Aragón.

Esta conducta nos permitió conocer a bastante gente y establecer contactos con muchas organizaciones políticas, sociales y culturales. Y, hay que decirlo también: nos ayudó a defender el honor revolucionario del POUM en los tiempos en que el stalinismo operaba con verdadero furor, lanzando calumnias atroces y tratando de destruir a todos los que no se inclinaban ante sus pretensiones. Por suerte, esa época pasó y ahora todos los que se reclaman del socialismo pueden defender sus ideas y sus posiciones en mejores condiciones.

Después de una larga reflexión, María Teresa y yo decidimos responder positivamente a los que nos proponían que confiáramos lo esencial de nuestro archivo político al Arxiu Nacional de Catalunya, que nos había ofrecido sus servicios a través de varios compañeros de la Fundación Andreu Nin. Y los días 5 y 6 de ebrero recibimos en nuestro domicilio a Josep Fernández, jefe del área de Estudios históricos del Arxiu de Catalunya, y a nuestro amigo el historiador Pelai Pagés, que vinieron a Paris para recoger el material que nosotros habíamos preparado. El acto de nuestra Donación fue filmado por el cineasta francés Bernard Mangiante, que está preparando un film sobre diversas víctimas del stalinismo y se interesa mucho por los problemas y la historia del POUM.

En el material del POUM figuran bastantes cosas importantes. Y se destacan en particular las colecciones de “La Batalla” de varias épocas, antes, durante y después de la República, la publicada en París en los años del exilio, de “Juventud Comunista”, órgano de la JCI durante la Revolución y la guerra civil; la ”Juventud Obrera”, semanario ilegal durante el periodo stalinista; “Informaciones poumistas”, revista de información publicada durante muchos años para facilitar el trabajo militante, y “Lucha social”, publicación sindicalista obrera que jugó un papel importante en los años 2O defendiendo la Revolución rusa. (recuerdo que me la confió Maurin para que no se perdiera).Y me parece importante destacar que el archivo comprende ejemplares de toda una serie de modestas publicaciones clandestinas de los años terribles del franquismo que fueron lanzadas por militantes de diversas organizaciones en condiciones muy difíciles.

La dirección del Arxiu de Cataluña se ha comprometido a reordenar el material del POUM al objeto de que pueda ser consultado sin problemas por los historiadores y los militantes que se preocupan por la historia de nuestro país y por los acontecimientos de la Revolución y la guerra civil de 1936-1939, que siguen interesando a bastante gente en Cataluña, en España y en el mundo intelectual de muchos países. Estamos pues ante una tarea que nos encanta y justifica mi donación.

Paris, 15 de Febrero de 2008.
Información encontrada en la página de la Fundación Andreu Nin.

3 comentarios:

Wilwarin dijo...

Mal que nos pese a los aragoneses (lo digo más que nada por el tema de los bienes de la Iglesia y todo el lío) los catalanes cuidan como pocas comunidades estos temas históricos-culturales.

Si al final cumplen el compromiso en el Arxiu de Cataluña es una buena noticia para todos.

socioapatia dijo...

Perdona mi incultura y el off-topic pero ¿las historias sobre las torturas a Nin por los NKVDS (que le desollaron vivo y le descoyuntaron los miembros antes de matarlo) son ciertas? Lo leí no sé dónde y me pareció una cosa desmesurada.

Armand Guerra. dijo...

Hola! Bienvenido de nuevo a mi frikiblog personal-libertario. Los detalles al respecto de las torturas que debió sufrir Nin los desconozco, pero me figuro que debieron hacerle las mil perrerías. Lo cierto es que fue eliminado por su coherente compromiso socialista y revolucionario. Hay que tener en cuenta que en aquellos años el terror stalinista en la URSS estaba en pleno desarrollo. Es muy importante conocer el recorrido histórico de la revolución española de 1936, fecha en la que se da el momento culminante. Pero sus raíces son profundas, producto del trabajo cultural del movimiento libertario durante las décadas precedentes. Nin perteneció a la CNT, y aunque evolucionó hacia el marxismo revolucionario, siempre conservó el espíritu libertario y antiburocrático que le costó la vida. Un personaje ejemplar desde el punto de vista del compromiso, coherente, y humanamente notable. Se nota que aprecio a este hombre, ¿eh? El cuerpo de Nin nunca se ha encontrado, pero es indiscutible quién lo mató. Luego aparecen personajes como Carrillo dando lecciones morales, o como padres de la democracia. Así es la política. Así de asquerosa e indigna.