19 junio, 2008

"A cántaros".


Pablo Guerrero, cantautor y poeta extremeño, compuso esta canción hace muchos años. Aún sigue vigente.



Tú y yo muchacha estamos hechos de nubes
pero ¿quién nos ata?
pero ¿quién nos ata?
Dame la mano y vamos a sentarnos
bajo cualquier estatua
bajo cualquier estatua
Que es tiempo de vivir y de soñar y de creer
que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover
que tiene que llover a cántaros.
Que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover
que tiene que llover a cántaros.
Estamos amasados con libertad, muchacha,
pero ¿quién nos ata?
pero ¿quién nos ata?
Ten tu barro dispuesto, elegido tu sitio
preparada tu marcha
preparada tu marcha.
Hay que doler de la vida hasta creer
que es tiempo de vivir y de soñar y de creer
que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover
que tiene que llover a cántaros.
Que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover que tiene que llover a cántaros.
Ellos seguirán dormidos
en sus cuentas corrientes de seguridad.
Planearán vender la vida y la muerte y la paz.
¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?
Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian
que la siesta se acaba
que la siesta se acaba
y que una lluvia fuerte sin bioenzimas, claro,
limpiará nuestra casa
limpiará nuestra casa.
Hay que doler de la vida hasta creer
que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover
que tiene que llover a cántaros.
Que tiene que llover, tiene que llover, tiene que llover
que tiene que llover a cántaros.

3 comentarios:

Wilwarin dijo...

Bonita canción y muy buen mensaje... yo que llueva todo lo que quieras pero en sentido figurado que en la realidad ya hemos tenido bastante, por lo menos que me dejen un respiro ;P

Tito Pelon dijo...

Oooooooh!!! Eso si que me ha llegado!!! El Gran Pablo, maestro de maestros. Hace poco que tengo el placer de poder acompañar esta letra de guitarra (la mia propia) y es toda una experiencia.
No sabia yo estas cosicas de ti gambitero... Creo que tengo que pasar mas por aqui, o subir mas por Zaragoza.
Y tu, ¿para cuando te bajas a Madrid un día?
Saludos Compañero.

Armand Guerra. dijo...

Hombre, dichosos los ¡¡¡ojetes!!! que te ven. Sí que es grande don Pablo. Oye tu enlace no abre ninguna página. Haztelo mirar.