13 noviembre, 2007

Junta Islámica colabora en la búsqueda de Dunia. La pequeña Dunia, hija de Belén Tapia, fue secuestrada por su padre hace diez años.


El próximo 30 de agosto Dunia Tapia o Dounia Chaidi Alaoui como se la conoce en Marruecos cumplirá 13 años. Cuando contaba con dos años y medio fue secuestrada por su padre, Abdelilah Chahidi Alaoui y su tío Abdennebi y llevada a Marruecos donde se pierde su pista hasta el día de hoy. Su madre, la artista zaragozana Belén Tapia no ha parado desde entonces de buscarla contra viento y marea sin conseguirlo.

El secuestrador, natural de Casablanca, había abandonado a otra hija española, fruto de un anterior matrimonio y pesaban sobre él varias condenas por diversos delitos. De carácter frío y calculador, Abdelilah da el perfil del psicópata maltratador carente de emociones y movido por odios y complejos inconfesables. A su adicción al alcohol y las drogas sumaba su gusto por los trajes y los coches caros que compraba a expensas del dinero de Belén, profesora de Bellas Artes que llegó a regentar en sus buenos tiempos hasta cinco academias en la capital aragonesa.

El día que huyó con la pequeña Dunia, de dos años y medio de edad, Abdelilah aprovechó para llevarse también una cubertería de oro que había encargado a nombre de Belén, valorada en medio millón de pesetas y todo lo que pudo arramblar de casa de su ex pareja: mantas, colchas y hasta cortinas del dormitorio.

En palabras de Belén: “Abdelilah era el típico psicópata sin emociones, con una personalidad compleja, carente de afecto hacia sus hijas. En una ocasión en que me negaba a darle más dinero para sus vicios cogió a la pequeña Dunia y le rompió un brazo ante mis ojos para obligarme a obedecerle. Me tenía aterrorizada”.

Esa fue la gota que colmó el vaso. Belén denunció al maltratador y este se llevó a la niña jurándole a su madre que “no la vería ni muerta”. Desde entonces la vida de Belén ha sido una continua odisea por diversos países en busca de pistas sobre su hija.

Una intensa labor social

Belén Tapia fundó en Zaragoza una asociación para la recuperación de menores secuestrados que ha logrado hasta la fecha repatriar a 38 niños y ayudar a muchas familias a resolver casos parecidos. También ha sido protagonista de una iniciativa legal en el parlamento que concluyó con la modificación del código penal para incluir los secuestros parentales como delito. Sin embargo, no ha habido suerte en el caso de su hija Dunia, sino todo lo contrario. La justicia española le ha archivado el asunto cinco veces y actualmente ninguna policía está buscando a la menor.

Junta Islámica se moviliza en apoyo a Belén Tapia

Desde que Junta Islámica tuvo conocimiento del caso en noviembre del 2006 se volcó en ayudar a esta madre zaragozana. Algunos de sus miembros acompañaron a Belén en un viaje por Marruecos en busca de la pequeña y el presidente de la asociación, Mansur Escudero, escribió una carta al rey de Marruecos pidiéndole ayuda para resolver esta tragedia. Según Escudero: “Hay que resaltar la buena disposición del embajador de Marruecos en España, el señor Omar Azziman, así como del gobierno marroquí.Creemos que si hubiera mayor voluntad política por parte de países como España y Finlandia, país en el que reside tranquilamente uno de los secuestradores, el caso podría resolverse pronto”.

Para Mehdi Flores, miembro de Junta islámica que ha seguido de cerca el desarrollo de las investigaciones: “Creemos que Belén se merece todo el apoyo del mundo. Es hora de que haya un impulso político serio que haga que la policía se tome el asunto como prioritario. Pensamos sinceramente que no es difícil para la policía averiguar el paradero de la niña”.

El país de las Dunias

Y es que la semana pasada Junta Islámica recavó información sobre una niña española llamada Dunia, hija de Belén, que presumiblemente estaba secuestrada por su padre marroquí en la ciudad de Tetúan. Las investigaciones hicieron creer hasta el último instante que se trataba de Dunia Tapia. Además de un increíble parecido físico, los datos aportados indujeron a la misma policía marroquí a creer que se trataba de Dunia Tapia hasta que se comprobó por parte de la madre, en un emotivo encuentro en la Brigada Central de la Policía de Casablanca que era otra Dunia, hija de Belén, también retenida por su padre en Marruecos.

“Hay que agradecer la labor de los consulados de Tetúan y Casablanca así como la de la policía de Tetuán por el interés que han mostrado en este asunto –dice Flores-. Desgraciadamente esta vez no ha podido ser, pero esperamos que la siguiente sea la definitiva”.

Aprovechando su viaje a Casablanca, Belén entró en contacto con la madre de Abdelilah y su familia en un último intento de hacerles entrar en razón para que le devolvieran a su hija. En el camino de regreso a España, Belén recibió una llamada de la familia de los secuestradores pidiéndole negociar a solas. Belén regresó sola a Casablanca. Desde el pasado viernes no responde al teléfono y se le ha perdido la pista en Marruecos. Amigos y familiares de esta “madre coraje” temen que haya podido pasarle algo que le impida ponerse en contacto con ellos.

Junta Islámica pone a disposición de todos los interesados un email de contacto: mehdi@webislam.com y un teléfono: 00-34-628250262.

Más información:
http://www.abc.es/20070708/nacionalsucesos/malditacasualidad_200707080244.html


Artículo extraido de la página web de Junta Islámica : http://www.webislam.com/?idn=9755



3 comentarios:

Wilwarin dijo...

Gracias por hacerte eco de la noticia Armand...
estoy esperando recibir noticias suyas porque no acabo de creerme que con todo lo que ha pasado Belén volviera a Marruecos sola (ya una vez le dijeron lo mismo y no solo recibió una paliza sino que le quitaron el dinero ni le devolvieron a Dounia)yo confío en que sea una exageración del periódico... de todas maneras un día escribiré una entrada sobre ella porque es una mujer admirable y es increíble como la justicia se ha portado con ella y con su hija.

ciercita dijo...

El gobierno debería de haber tomado cartas en el asunto hace mucho tiempo. Pobre mujer. Es increible que sucedan estas cosas y no se haga nada al respecto.Un saludo chiquitines.

Wilwarin dijo...

Ya recibí mail de Belen, que está bien, que la noticia era antigua ya...
pero ahí sigue luchando no solo contra los secuestradores de su hija sino con los gobiernos e instituciones... esperemos que un día pueda contaros a todos que ya por fin Dounia está con su madre.