28 noviembre, 2007

Editorial del periódico nº21 de Socialismo Libertario.


A propósito de la inmigración: aprender y elegir vivir en la diversidad humana


Todos y todas somos parte de la humanidad. Todos y todas somos diferentes y únicos en la individualidad. La diversidad humana vista en abstracto puede apreciarse como enriquecimiento humano, no de manera automática y determinada. Pero cuando vamos a lo concreto, la diversidad humana es percibida, en muchos casos, como un peligro. Sobre todo en las metrópolis imperialistas, donde se ve al inmigrante como el extraño, el extranjero.Aparentemente, pocos se definen racistas. Pero el racismo se entrevé cuando empiezan a cambiar los rostros, las vestimentas, las creencias y las maneras de vivir, en las ciudades, en la cotidianidad. Una suerte de ignorancia, de prepotencia, de agarrarse a los esquemas, es utilizado por los que dominan. Los estados, sus fronteras y sus intereses económico-sociales, no pueden aceptar el descontrol de la odisea humana, por eso se ocupan de regular y controlar a los humanos según las necesidades nacionales. Podemos ver al mismo tiempo, cómo se habla de una multitud humana que no “cabe” en los países, y por otro lado, cómo hay una permanente petición de mano de obra inmigrante. Pero el peligro son los “otros y las otras”, los que pueden infringir las costumbres asentadas, los contravalores propagados. En este país es una constante. Gobiernos de “izquierdas” o de “derechas” comparten políticas y medidas restrictivas contra la riada humana y se muestran conformes con la defensa de “valores democráticos y occidentales”. Sabemos del carácter retrógrado y conservador de la derecha, en este y otros muchos aspectos, pero ser de “izquierdas” no es una garantía para no ser racista, o para oponerse a criterios y valores occidentales, opresivos y exclusivos. Pero puede ser una premisa para dialogar. El punto de partida es fundamental para ubicarse en una reflexión y en una elección para posicionarse con la humanidad errante, con los que buscan mejorar su vida, con los que han osado. Se puede partir de las lógicas políticas y estatales, y acomunarse negativamente en la identidad nacional, ya sea esta española, catalana, vasca, etc. Y se puede, eligiéndolo, partir de la humanidad, aprendiendo a convivir con toda su diversidad pero sin conformarse con lo dado, inventando y tratando de superarse también en las culturas, en las costumbres, buscando un camino realmente de enriquecimiento y comunidad humana, contrapuesto a los poderes que oprimen y excluyen, y a los miedos, retrasos e ignorancias que se arrastran. Para nosotros y nosotras esta importante discusión forma parte de la construcción y fundación de un socialismo para el enriquecimiento humano, como reza nuestro slogan de Campaña de Autofinaciación. Es una elección y un aprendizaje, un esfuerzo de invención y de experimentación concreta y cotidiana en la diversidad pero acomunados en la convicción de que está en nuestras manos, en la humanidad, la posibilidad de revertir la existencia, de vivir y realizarnos plenamente, de revolucionarnos cotidianamente, de autotransformarnos y transformarnos en común.


4 comentarios:

nievitas dijo...

Que gran verdad muestran estas lineas

Armand Guerra. dijo...

Muchas gracias, Nieves. Pienso que partir de la huanidad es una premisa fundamental para pensar un futuro distinto y posible entre todos los que creemos en la posibilidad del amor entre los seres humanos. Esto requiere empeño, conciencia, afirmación individual y colectiva, reflexión, diálogo fraterno, y amor, mucho amor y respeto. Un abrazo.

Ciercita dijo...

Hola, oye, qué majos que son los libertarios de madrid, me cayeron genial. Por cierto, que sobre el racismo, yo creo que mucha culpa la tienen los gobernantes. Anda que no caldean el tema los muy c... como les interesa. Nos meten sus cuñicas poco a poco, y la gente como rebañicos, respondiendo tal y como está previsto. Mal, mal, mal... ya que la gente no se para a pensar, pues por lo menos no la alteres con comentarios alarmantes de que los extranjeros nos están empobreciendo y cosas así, no?

wolworeta dijo...

Yo estoy a favor de que Mike Oldfield sea inmigrante ;D