26 abril, 2010

Hay que romper, pero amando lo que han hecho otros.

El arte consiste en tocar un fondo común que todos los miembros de la especie humana compartimos. Es experiencia de la cultura, que es el don que nos caracteriza como especie. Conforma un continuo aportar a la propia naturaleza humana, donde la libertad y la posibilidad se entrelazan con la aflicción y la represión que enmarca la vivencia de la especie sobre este planeta desde hace al menos cinco mil años, justo con la aparición del Estado, la peor de las creaciones del ser humano. El arte puede ser revolución, aunque no solo.